Las venas abiertas de América Latina

LasVenasAbiertasAmericaLatinaComo comenté en algún post anterior,  desde que empecé a leer el prólogo del libro de Eduardo Galeano, empecé a preocuparme, porque si bien entiendo la importancia de buscar el origen de un problema para intentar corregir de raíz, no considero importante buscar culpables y hacerlos merecedores de resentimiento por cuestiones que pasaron hace muchos años. Si yo fuera español y me acusaran de que mis antepasados se robaron el oro y la plata del continente en la época de la conquista, pues esbozaría una sonrisa y seguro haría gesto de “¿y qué querés que haga?”

Me gusta la idea de pensar que el libro tiene un valor histórico importante. La cantidad de eventos, fechas y nombres que da es considerable, pero a la vez es un defecto que impide, por lo menos a mí, que se me quede tanto dato. A parte de esto hay un lugar en donde hace mención de la historia para algunos, o leyenda para otros de Tecún Uman. Cito: “El cacique Tecum, al frente de los herederos de los mayas, descabezó con su lanza al caballo de Pedro de Alvarado, convencido de que formaba parte del conquistador. Alvarado se levantó y lo mató.” De entrada me es difícil imaginar el tipo de lanza que el cacique tendría para “descabezar” un caballo en combate, pero si eso no es relevante, me parece arriesgado dar por cierto y como base para establecer un punto, un dato que es en extremo dudoso. Mi opinión es que el héroe nacional, sale de la necesidad de tener uno, aunque algunos sostienen que si existió, porque los caciques, que eran más bien generales y no príncipes como se nos enseña en el colegio, estaban obligados a ir a la batalla sencillamente por ser parte del ejército, pero de ahí a héroe hay mucho trecho.

La versión que tengo del libro, tiene un agregado que Galeano escribió unos años después y entre otras cosas hace una justificación del por qué lo escribió:

“Escribo el libro para despejar las dudas que “tenemos” desde siempre: ¿Es América Latina una región del mundo condenada a la humillación y a la pobreza? ¿Condenada por quién? ¿Culpa de Dios, culpa de la naturaleza? ¿El clima agobiante, las razas inferiores? ¿Le religión, las costumbres? ¿No será la desgracia un producto de la historia hecha por los hombres y que por los hombres puede, por lo tanto, ser deshecha?”

Yo me resisto a pensar que los latinoamericanos nos la pasamos pensando que somos una región de entrada y sin más, condenada a la humillación y a la pobreza. Y vuelvo con mi punto anterior, el culpable es lo de menos, pero si hemos de encontrar la causa, son un sinfín de malas decisiones que como cualquiera, tiene sus consecuencias.

En éste mismo agregado, el autor menciona: “No asistimos en estas tierras a la infancia salvaje del capitalismo, sino a su cruenta decrepitud” lo que me parece un intento por desprestigiar al capitalismo, cuando en realidad fueron decisiones estúpidas que poco y nada tienen que ver con el concepto.

Me permitiré agregar algunas citas del libro para respaldar mi comentario anterior.

“A los administradores no se les debe consentir de ninguna manera dar puntapiés principalmente en la barriga de las mujeres que andan preñadas ni dar garrotazos a los esclavos, porque en la cólera no se miden los golpes y pueden herir en la cabeza a un esclavo eficiente, que vale mucho dinero, y perderlo.”

Según el libro, esto fue recomendaciones de un jesuita… ¿tiene algo que ver con capitalismo?

“Cuanto más codiciado por el mercado mundial, mayor es la desgracia que un producto trae consigo al pueblo latinoamericano que, con sacrificio, lo crea.”

Si entiendo bien, entonces las cosas buenas son malas y estaríamos mejor si produjéramos productos mediocres.

“La grana, insecto que nacía y crecía sin problemas sobre la espinosa superficie de los nopales, disfrutaba, como el añil, de una sostenida demanda en la industria textil europea. Ambos colorantes naturales murieron de muerte sintética cuando, hacia 1850, los químicos alemanes inventaron las anilinas y otras tintas más baratas para teñir las telas.”

¿El socialismo está en contra del progreso?

“Un setenta por ciento del país vive marginado de todo. En las ciudades prospera una atolondrada clase media con altos sueldos, que se atiborra de objetos inservibles, vive aturdida por la publicidad y profesa la imbecilidad y el mal gusto en forma estridente.”

¿Objetos inservibles? ¿Imbecilidad? ¿Quién tiene el criterio de decidir lo que es y no inservible? ¿Es mejor compartir la miseria? ¿Y la libertad de vivir la vida tomando mis propias decisiones?

“El representante de la provincia de Corrientes, brigadier general Pedro Ferré, resumía así, en 1830, las consecuencias posibles del proteccionismo que él propugnaba. “Sí, sin duda un corto número de hombres de fortuna padecerán, porque se privarán de tomar en su mesa vinos y licores exquisitos… Las clases menos acomodadas no hallarán mucha diferencia entre los vinos y licores que actualmente beben, sino en el precio, y disminuirán el consumo, lo que no creo sea muy perjudicial. No se pondrán nuestros paisanos ponchos ingleses; no llevarán bolas y lazos hechos en Inglaterra; no vestiremos ropa hecha en extranjería, y demás renglones que podemos proporcionar; pero, en cambio, empezará a ser menos desgraciada la condición de pueblos enteros de argentinos, y no nos perseguirá la idea de la espantosa miseria a que hoy son condenados”

Entonces hay que privarse de buenas cosas, por el bien común ¿En qué lugar desapareció la miseria utilizando estas tácticas? ¿Y la libertad? No obstante en el párrafo siguiente está este comentario

El bloqueo puso de manifiesto […] las limitaciones de la industria nacional, que no estaba capacitada para satisfacer la demanda interna.”

¿Entonces?

“Esa realidad y esos libros muestra que el subdesarrollo latinoamericano es una consecuencia del desarrollo ajeno, que los latinoamericanos somos pobres porque es rico el suelo que pisamos y que los lugares privilegiados por la naturaleza han sido malditos por la historia.”

Al final no es cuestión de razas. Los latinoamericanos no estamos condenados. Y si en lugar de estar buscando el bien común, cada cual trabajáramos con responsabilidad el pedazo que nos toca, todo sería mejor.

Lo de llorar, culpar y sentir lástima por nosotros mismos, está muy pasado de moda.

Saludos

18 comentarios en “Las venas abiertas de América Latina

  1. Vamos por partes:
    En primer lugar: hay que ser muy idiota para creer que los mayas eran idiotas. Tecún Uman debió ser exageradamente estupido para creer que el caballo y el hombre eran uno. Si los mayas dominaban la astronomía, utilizaban el cero y, está documentado, que mandaron espías para ver a los invasores antes que estos arribaran a nuestro territorio, me parece una falta total de respeto hacer semejante aseveración.
    Todos los seres humanos en nuestro estado natural somos pobres. La pobreza es natural en todos. Lo que no es natural es la riqueza. La riqueza es artificial y creada por el hombre. Estamos condenados, pero no por el sistema, sino por los políticos. Chile es el mejor ejemplo de ello.
    Que intención mueve al autor a declarar los cometarios que apuntas en tu post, lo ignoro. Pero me indignan, porque solo mueven a la creación de resentimientos.
    Los seres humanos, en su gran mayoría, es movido por acciones irracionales. Guerras, matanzas, esclavitud y un largo etcetera. Pero la estupidez no es privilegio de una sola raza, es de todo el gènero.
    Urge que empecemos a pensar, es urgente promover la racionalidad, el criterio, el cuestionamiento. No podemos seguir aceptando estas estupideces que no tienen resultados positivos.
    Gracias por ahorrarme la molestia de perder mi tiempo leyendo semejante esperpento.

    Me gusta

  2. Para el personaje que realizó la primera intervención, podría comentarle que me inquieta unpoco cómo alguien escribe sólo para “criticar”, no en su peyorativo prospecto, sino en su adecuada concepción.
    Realizó un juicioso ejercicio de citas, pero se queda corto al exponer su rechazo a los postulados ineludibles de un gran escritor- historiador como lo es Eduardo Galeano. Atreverse a cuestionar con tan ínfimos alegatos deberían pensarse dos veces antes de publicarlos.
    Eduardo Galeano hace un estudio profuso e imprescindible para la comprensión de las condiciones actuales de América Latina, y sólo lo rechazaría aquel que aún naciendo en este maravilloso territorio no le interesa en absoluto, comprender el grado de ignominia a la que hemos estado sometidos, hace más de 500 años nos fueron expropiadas no sólo nuestras riquezas materiales, sino también nuestra cultura, nuestra identidad, por una impuesta.

    Me gusta

    1. Primero, permítame referirme a usted como persona y no como personaje, el distintivo no me queda.

      Mi condición de ser humano me permite la libertad de tener opinión. Favorablemente no vivo, y espero nunca vivir, bajo una estúpida dictadura disfrazada de “bienestar común” en donde mi libertad me sea vedada. Insisto, tengo opinión y soy libre de publicarla.

      Me parece risible que pueda determinar tanto de una persona, con leer una opinión con la que no está de acuerdo. Hace poco una persona me dijo que no entendía que la gente admirara tanto a las estrellas, siendo que en realidad, para la mayoría de los seres humanos, no tenían función alguna y que solo eran pequeñas luces en el cielo. Jamás podría contestarle que no debería dar su opinión porque no estudió astrología o astronomía. Simplemente le considero libre de dar una opinión.

      Hace poco leía a Milan Kundera, y cito de su libro “La Ignorancia”: “La gente abandona hoy el comunismo no porque su pensamiento haya cambiado o entrado en conflicto, sino porque el comunismo ya no brinda la ocasión de mostrarse inconformista, ni de obedecer, ni de castigar a los malos, ni de mostrarse útil, ni de avanzar con los jóvenes, ni de formar una gran familia. La convicción comunista no responde ya a esa necesidad.”

      Pareciera que el hecho de ser latinoamericano me “obliga” a tener que ser un resentido con todos los que en su momento nos hicieron daño, para satisfacer mi necesidad de crear conflicto, mostrarme inconforme y ser parte de un movimiento, como menciona Kundera. Pareciera también que hay que sentirse orgulloso de ser latinoamericano, como un fanático de futbol que se deja la vida por un partido. Pregunto ¿Cuál es el mérito de ser latinoamericano? Absolutamente ninguno. Ni usted ni yo escogimos serlo, ni es algo que merezcamos por algo que hicimos. Orgulloso debería de sentirme de ser una buena persona, aunque lo de “bueno”, sin temor a equivocarme, es un tema en donde nos costaría mucho ponernos de acuerdo.

      El maravilloso territorio, como usted le llama, es digno de mi admiración, mas no de mi veneración.

      Galeano en su libro no se limita a contar la historia. Toma partido. Ahí radica mi problema con su obra. Saca conclusiones de hechos históricos, difíciles de probar, usándolos como pruebas que defienden su muy particular opinión. Si para usted es una obra de arte, respetaré su idea aunque no la comparta y me sentiré en total libertad de pregonar que de nada sirve un texto que procura, aunque no fuera el fin del autor (me gustaría pensar), el resentimiento y el que nos tengamos que sentir víctimas. Como obra de arte, si lo fuera, esperaría que proyectara hacia algo, pero no lo hace.

      Al final su comentario, al decir simplemente que mi opinión es mala, me deja igual que el libro de Galeano, después de leerlo. En realidad no dice nada de fondo. Agradeceré a cualquiera que me pueda contar en que aventaja generar resentimiento en lugar de procurar tomar responsabilidad de nuestros actos presentes, para procurarnos un mejor futuro.

      Me gusta

  3. Eduardo Galeano emite su opinión acerca de los acontecimientos en la colonia. Solamente su opinión. Es imposible determinar los hechos que realmente ocurrieron. ¿Quienes son responsables de nuestro atraso?, ¿los invasores?, ¿los mediocres políticos que nos han dirigido?, ¿los mercantilistas que a la sombra de los gobiernos han amasado sus fortunas?. No se quién tiene mas culpa; pero de lo que si estoy seguro es que la propuesta del post original es la mas acertada, asumamos nuestra responsabilidad en relación al futuro que estamos construyendo hoy.

    Me gusta

  4. Buenas….
    Parece que ademñas de haber leído las venas, tenemos otra similitud, hacemos parte de la sociedad del insomnio.
    Aunque no me retracto de los juicios que declaré, mi intenciónenesta ocasión era promover una prespuesta como la que acaba de dar, esta, a diferencia de la primera, ties argumentos bienestructurados, y aunque nuestras opiniones diverjan totalmente, valoro las buenas argumentaciones.

    Por otro lado, debo confesar que como a Garzón, “ME DAN MIEDO LAS PERSONAS DE BIEN”
    En mi anteior intervención, me falto escribir mi última apreciación, dirigida a “elultimodepaz”.
    Persona y señor Omar, irrisorio me parece esto:
    “Gracias por ahorrarme la molestia de perder mi tiempo leyendo semejante esperpento”

    Antes de lanazr comentarios tan probiosos, hay que leer, es necesario comprender las motivaciones del autor desde la fuente directa, no desde un chismerreadero.
    Hay que leer, los argumentos sólidos se forjan co nla lectura.

    Me gusta

  5. Tataré varias cosas que me causaron cierta curiosidad…

    Por un lado, NO OLVIDEN, QUE NO OLVIDE NADIE que como han dicho muchos historiadores, por nuestras venas corre en mayor o menor grado sangre indígena, por esto y por muchas ptras cosas que seguramente no tendrán la sensibilidad, hay que pensarlo mil veces antes de utilizar la expresión “exageradamente estupido”

    Eso para no extenderme en este punto, aunque me indigna en lo más profundo, no prentendo hacer que comprenda demasiado.

    Por otro lado, comprendo la desesperanza que ahonda las mentes y corazones contemporáneas conrespecto a propuestas de avanzada, son producto de sucesivos fracasos, no lo ignoro.
    Pero fíjense bien sus propuestas,no son innovadors, bien pueden estar inscritas enuna latinoamérica del 60′, 70′, de auge de movimientos insurgentes, no son propuestas contradictorias, sino, encambio, las suyas, al menos las que he leído en esta oportunidad, estáninscritas dentro de losproyectos que se pensaban estosmovimientos, que aún se siguen pensando.
    Por eso me causa curiosidad, pero rpito comprendo la desesperanza e incredibilidad a esas iniciativas, aún más en el panorama actual.
    Pero sostengo, que ese rechazo les impide leer la verdadera motivación de un autor, de una obra, ¿cuál es la invitación-reflexiónque hace Galeano? te la resumo señor, Omar en una de las citas que más me gusta de Galeano:
    “Quien niega la liberaciónde América Latina, niega también nuetsro único renacimiento posible”

    Bonitos días, procuraré frecuentar este blog
    Adelita

    Me gusta

  6. Me da mucha tristeza que un libro de esta importancia y trascendencia sea considerado un “esperpento“ gracias a un comentario subjetivo. Creo que se perdió el punto del análisis de Galeano ya que la mente se obstruye por la aberración y odio desmedido y sin fundamentos al socialismo, bueno, como único fundamento cita a Kundera, válido quizá, en un mundo de fantasía, en la utopía capitalista donde éste sistema es perfecto y funciona para todos.
    En un mundo donde la iglesia (o iglesias) y el estado, lejos de ser industrias de opresión, están separadas y no se conciben dentro de la misma frase, Iglesia y capitalismo
    Es una lástima que se pierda la capacidad de razonamiento e indagación histórica,política y social. Galeano parte y reparte a todos por igual. Si no se conoce el pasado y los errores, la gente no es capaz de discernir entre lo bueno y lo malo, acabaremos siendo sólo personas de bien… y nada más.

    Me gusta

  7. Lamentablemente, la lectura es para todos y todos leen lo que quieren de lo que hay escrito. Lo más lamentable es leer cosas que uno no pretende leer. Al fin y al cabo, los ojos mandan.

    Me gusta

  8. Desde mi humilde punto de vista le diría al sr, critico de esta obra,
    que no es que se trata de un pasado si no de un presente vivo es que aun se siguen robando el oro la plata y nos siguen explotando y se siguen enriqueciendo a costa de nuestro trabajo sembrando la ignorancia en nuestros pueblos privándonos de una educación de nivel los medios han cambiado es verdad pero nos siguen tratando como una colonia

    Me gusta

  9. asi que la “pobreza” es antural en el hombre?!?!?!!?!?!? alguna vez te pusiste a pensar sobre el concepto de la palabra “pobreza”, y tratar de aplicarla historicamente a civilizaciones precolombinas!?!?!?!?1 por favor!!! de que estas hablando?!?!?1 naturaleza!?!??!?!?! como puede alguien criticar opiniones(de galeano), refutando con mas opiniones (de un don nadie) y sin fundamentos validos, concretos, historicos y comprobables!?!?!?!?… lo natural no es ser pobre..el concepto pobreza, para nada es un concepto precolombino!!!

    Me gusta

  10. Como español que soy, y en mayor o menor medida contento por ello, me gustaria decir que considero este libro una gran obra que deberia tener mas difusion en mi pais.
    Aqui se nos cuenta, a grosso modo, que un tal Colon, que era un tipo muy listo convencio a una reina muy “catolica” ella para que le financiara una expedicion sin pies ni cabeza….
    Se le presta mas atencion a las teorias conspiratorias detras de cuanto sabia Colon de su viaje (mapa de Piri Reis, charlas con un marinero moribundo en Portugal, etc) que a las consecuencias socio-politicas y economicas de tal invasion.
    Ley este libro por recomendacion de un amigo argentino y, al margen de la obvia objetividad del autor que se siente victima en unos tiempos en los que como bien comenta el autor de la critica, mas practico seria buscar soluciones que culpables, no dejo de considerar que (espero que esto no se malinterprete) las soluciones las deberian buscar los que sufren el problema a dia de hoy (latinoamericanos), pero los descendientes de los culpables tenemos la obligacion moral de saber que hicieron en nombre de una patria que hoy es la nuestra. Es como si a los tataranietos de los nazis en un futuro se les contara que Hitler fue un tipo peculiar obsesionado con matar judios al que no le fue del todo mal y estos se lo tragaran y tiraran p’alante con la historieta.
    Yo, como español, siento verguenza de lo que el reino de España hizo hace 500 años en nombre de Dios, el progreso y la Cristiandad.
    No me siento culpable ni mucho menos ya que ni hice ni he hecho nada para fomentar el sufrimiento de un pueblo al que tengo mucho aprecio, pero culpable seria si no me molestara ni un poco en saber que se hizo en el pasado.

    Un saludo

    Me gusta

  11. opinar es una cosa afirmar que es para pelear es otra /la mejor historia es no haber aprendido de la historia// al otro que no leyo el libro . OPINA POR BOCA DE GANSO de gente como usted son parte del problema que explica el libro. siempre hay que estar de un lado el medio desconfio . antes de opinar hay que leer mas

    Me gusta

  12. “Entonces hay que privarse de buenas cosas, por el bien común”

    Por supuesto, aquellos que hablan de su “derecho a la libertad” se están olvidando que vivimos en un sistema donde es necesario recortar la libertad de millones para la “plena libertad” de cientos (me voy a ahorrar la refutación de la supuesta libertad de la clase media alta).
    Cuestionar un párrafo donde se asegura que está bien matar la miseria a fuerza de que unos pocos privilegiados ya no puedan tomar whiskey irlandés, me parece un ataque terrible a la razón humana. ¿Acaso es más importante el lujo de algunos que el bienestar de la mayoría?
    Que triste que las clases medias que se llenan la boca hablando de DDHH, libertad, democracia, después escriban animaladas como esta.
    Ante la obvia respuesta, aclaro, no estoy cuestionando tu libertad de expresar tu pensamiento gorila acrónico, estoy haciendo uso de mi libertad para criticar un texto aberrante.

    Me gusta

    1. No sé, señor, si será más importante o no… yo ese concepto de “Bien común” no creo que exista, porque siempre hay alguien que impone el propio… lo que sí le puedo decir es que tras la elaboración del whiskey irlandés que menciona, hay gente trabajando: desde productores de materia prima, los creadores de la bebida y los distribuidores, por mencionar solo algunos… y su distribución al extranjero pasa dejando impuestos en las arcas de los gobiernos (que lamentablemente lo mal usan después) … así que en efecto, la producción es importante sin que tenga que ponerla en relación con la miseria. Si leyó mi comentario decía que dichas técnicas no han probado ser efectivas e invito (a usted también si lo desea) a que se comente de algún ejemplo en donde limitando el consumo la miseria tenga tendencia a la baja… si observa verá que es al contrario, donde más capitales y producción hay, mejor va a los de abajo.

      Querer “ser bueno” no es suficiente. Argumentos fundamentados en la razón y la realidad son los que podrían hacer algo por nuestras países (ya que el texto tiene que ver propiamente con latino america). La bondad es un tema importante en casos personales/puntuales, pero dista de ser una solución económica sostenible.

      Ojalá más que un insulto hubiera aportado algo a mi conocimiento. Hubiese deseado que me hiciera ver mi error con ideas concretas, pero diciendo que escribo animaladas pues, no, no aporta mucho. No obstante lo entiendo: tengo muy claro que no le atañe obligación alguna de hacerlo, aunque, como muchos, piense que los seres humanos estamos obligados los unos para con los otros sin motivo alguno, cosa que no es cierta.

      ¿Obvia respuesta? ¿Cómo logra conocer a alguien con tan poco? Es intrigante.

      Gracias por la crítica que no parece tal. Parece más bien un berrinche porque alguien dista de pensar como usted.

      Saludos respetable Leandro.

      Me gusta

  13. hola me parece algo interesante la discusión … pero respeto ambos puntos de vista … quien escribio el articulo y obviamente al maestro galeano … lo que puedo aportar desde mi humilde conocimiento es este libro nos invita a desaprender todo lo aprendido en la educación común … y es ese prendizaje uno de los mejores aportes para empezar a construir un nuevo conocimiento de transformación… muchas gracias

    Me gusta

  14. latinoamerica nos une desde los inicios solo tenemos un salto de agua en el canal panameño, de ahi en fuera somos solo uno somos una nación separada porviles intereses que desde nuestros ancestros nos acechan. hoy tenemos a nuestro haber gobiernos que nos llevan al abismo formados por un desecho mental en pro de intereses mezquinos obviando la cruda realidad latinoamerica. Obviemos el contexto del libro y miremos con detalle que somos hoy, que nos mueve, quienes nos mueven hacia adonde nos llevan y porque?
    Esas venas cada día se desangran más y por ellas esta corriendo dolor pobreza y hambre.
    latinoamerica esta muriendo desde hae mucho desde que nos colonizaron y nos hicieron sus propiedades.
    DEJEMNOS EN PAZ, DEJEMNOS EN PAZ TOMEN EL ORO Y VUELVAN ALMAR (A.N.)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s