El placer de contemplar el verde

FotosintesisEl tema en la clase de Ciencias Naturales era la Fotosíntesis y el maestro procedió a explicar, con la excitación y gesto de asombro propio de quien está explicando un acto de magia, cómo las plantas convertían el dióxido de carbono en oxígeno. No recuerdo qué tanto profundizó en el tema, no creo que fuera mucho, pero sí recuerdo que cerró su explicación pidiendo que prestáramos atención cuando fuéramos por la Calzada Roosevelt para ver cómo, luego que los autos expelían humo, el mismo era atraído hacia los árboles que se encuentran en el arriate que divide la misma, porque para que entiendan –nos explicó–, es como que ellos respiran lo que nosotros exhalamos y nosotros respiramos lo que ellos exhalan.

En una conversación que iba de algunas cosas misteriosas de la vida, me preguntaron por qué las plantas son de color verde. Lo que menos esperaba era una respuesta que incluyera a la clorofila como uno de los actores principales en el proceso de la fotosíntesis y responsable de la tonalidad de la mayoría de plantas. No obstante, para no desencajar con la charla que manteníamos, ésta persona habló de la admiración por lo complejo y sabio de aquel proceso, evidencia aquella del orden en que están hechas las cosas y que no da duda de que hay algo encargado de todo ello.

No hace mucho leí de los beneficios que conlleva el contemplar el color verde y la naturaleza misma. Se hablaba de paz, tranquilidad y relajación y, según aquella nota, es el color más fácil de visualizar por el ojo humano. Se decía pues, que la naturaleza o dios mismo, en su inmensa sabiduría, había llenado el paisaje de éste color para que los seres humanos pudiésemos disfrutar de él. Aceptar algo como esto es mucho más fácil que pensar que, dada la abundancia de verde y lo que la flora ha representado para nuestra raza, el ser humano se adaptó a verla y a relacionarla con cosas positivas.

Sospecho que si los pigmentos de las plantas hicieran que lo que prevaleciera fuera el púrpura, el rojo o un fucsia intenso, aquel color sería el que transmitiera la paz y añoranza de la que somos víctimas, la mayoría, al contemplar la naturaleza. Mi sospecha está basada en el hecho de que no existe tal cosa como un mundo ordenado. Esa percepción que tienen muchos de que las cosas ocurren porque es la única forma en que pueden ocurrir está basada en que no hay otra realidad más allá de la que se conoce.

Dice Neil DeGrasse, parafraseando, que más que un mundo dedicado a brindarnos lo necesario, el nuestro es un mundo empecinado en matarnos, para la cual cuenta con terremotos, volcanes, tsunamis, huracanes, tornados, enfermedades, condiciones climáticas, entre otras cosas. Y su conclusión es que en realidad si todo fuera parte de un diseño, sería uno bastante estúpido.

Que las plantas extraigan energía de la luz de una estrella alrededor de la cual giran ocho planetas en donde hasta el momento se comprobó que solo hay vida en el tercero de ellos (contando desde el más cercano a ella) y que tal proceso ayude a la oxigenación del ambiente, no es orden. Es solo entender la realidad y lo complejo de cómo son las cosas.

Admirar y sorprenderse por todo lo que es necesario para que podamos existir es válido y totalmente comprensible. Usar la complejidad para justificar una creencia no, porque no es evidencia de la misma, solo es evidencia de eso mismo, de complejidad.

Quizá le hubiese podido decir al maestro que el humo de los autos podía ser movido por la corriente del aire que sopla entre las construcciones de los lados, aunado al movimiento de los autos que, mientras avanzan, van haciendo su propio espacio. Lamentablemente era chico y no se me ocurrió, por lo que decidí aceptar como verdadera su explicación, como pasa a la mayoría de seres humanos siempre.

Saludos

2 comentarios en “El placer de contemplar el verde

    1. A cierta edad, y por la forma en que nos educan para respetar autoridades, difícil no creer cualquier patraña que algún profesor se le ocurra inventar (aunque para él sea una realidad). Recuerdo más de algún argumento: “es cierto, porque el profesor dice que lo es”. Así de mal =/

      Saludos Alex

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s