Paseando por Montevideo

Montevideo es una ciudad caprichosa, por lo menos la más caprichosa de las que conozco. Estoy de nuevo de visita por tierras orientales y de nada me han servido los planes. Cuando he querido hacer playa o piscina, si bien el frío no ha sido tan intenso, el viento decidió soplar fuerte y la sensación de andar en traje de baño y el pecho descubierto no ha sido nada agradable, necedad aparte que igual hizo que estuviera en el agua; cuando decidí, en cambio, que haría compras (shopping como dicen acá) o que saldría a caminar y a tomar fotografías por calles, avenidas y plazas, el calor ha sido sofocante. Quizá una de las maletas que traje debiera mantenerla en el auto conteniendo toda clase de opciones.

Ésta ciudad siempre logra sorprenderme. Cierto es que si comparo las fotografías de hace ocho años con las que recién tomé, no se nota la diferencia, considero que solo logrará encontrarla alguien que entienda mucho de pixeles. La Rambla, las plazas, la Ciudad Vieja, el Mercado del Puerto e incluso los centros comerciales, son una postal eterna de formas y personas, pues reconozco a varias.  No obstante siempre hay pequeñas sutilezas que hacen diferencia o a lo mejor pequeños detalles en los que antes no me fijé.

Parece ser que los tatuajes andan en auge, una de cada cinco personas que vi portan orgullosas uno (sin duda exagero pero es la percepción) y se ve el esfuerzo que hacen porque se noten las creativas imágenes, aunque bien es cierto que un dálmata en la espalda deja mucho que desear. La economía ha mejorado, se ven mucho más autos que antes y de modelos más recientes. El servicio sigue siendo pésimo, si le hablas a alguien de una tienda o de un kiosko para comprar cualquier cosa te contesta sin voltearte a ver; si preguntas por picante en cualquier restaurante te ven como bicho raro y te contestan que no hay, de mala gana; si pides más leche en el desayuno al mesero te hace gesto como queriendo decir que esa atribución está fuera de lo que le exige su contrato de trabajo, pero al final, obtienes lo que quieres y a los demás clientes parece no importarles. Quizá, para regalar una flor hacia el norte, sea que en nuestro país el servicio al cliente, la mayoría de veces, es muy bueno, al menos en el trato. Sin embargo destacan por su honestidad. Hoy mismo encontré una pequeña venta de perfumes de precios muy bajos, en el mostrador estaba un rótulo que dice: “Muy buenas imitaciones de perfume”. Honestidad versus buen servicio, decide qué es mejor.

Cuando la gente te habla como persona y no como cliente, es excelente. Todos son amables, todos te dicen “A mirá, Guatemaaaalaa” y casi sin excepción, a pesar de que por acá muy poblado no está, todos conocen o tienen algún tipo de relación con algún guatemalteco.

La experiencia en la playa no fue muy agradable, nunca estuve en el Puerto de San Jose para Semana Santa, pero por lo que me han contado, creo que vine a vivir esa misma experiencia hasta acá. Hermosos paisajes pero muy sucios, extraño si se compara con la limpieza de la ciudad.

En éste país parece que la venta de revistas en papel sigue siendo un negocio rentable, o quizá es que los dueños de los puestos son unos optimistas descarados. Es curioso como en tales se ven, sin ningún miramiento, las portadas de revistas como Playboy y otras que dejan al descubierto los pechos de las modelos, no, no disimulados, totalmente visibles, a pesar de que sin duda es un país conservador.

Caminaba por la calle y pasé a la par de una venta de juegos pirotécnicos, poco se parecen a las antiguas ventas que solía visitar con mi padre en “La Carabanchel”. De prisa, junto a mi, pasó una pareja de personas adultas, calculo que él tendría unos cincuenta años, a ella no alcancé a verle el rostro. Ambos veían hacia la misma venta y él dijo: “Es una pelotudez, esto sí que es quemar el dinero”. A la primera persona que le escuché una frase similar fue a mi abuela y después de ella sería imposible llevar la cuenta de cuantos he escuchado que piensan similar.

A medianoche, iniciando el 25, el cielo de Montevideo se iluminó de colores. Luces de distintos tipos y tamaños que danzaban al ritmo de las explosiones. Desde la habitación del hotel en que me encuentro pude disfrutar del espectáculo. Fueron más de veinte minutos de un constante alumbrar. No extraño la fiesta de Navidad, porque no me significa nada, acaso extraño un tamal y por supuesto la “cuetería” de Guatemala, las exageradas ametralladoras y las ensordecedoras bombas que cada año parecen ser más grandes, pero no pude evitar sonreír al contemplar cómo los uruguayos “queman” su dinero para deleite de todo aquel que decida ver hacia el cielo en ésta fecha.

Nadie dice que se bebió su dinero si utilizó éste para comprar bebidas, ni dice que lo jugó, al subirse a alguna montaña rusa. No se habla de “nadar” el dinero cuando se va a una piscina y sería absurdo decir que solo se vio los billetes cuando se fue al cine. Al final es simplemente una cuestión de diversión. Los juegos pirotécnicos divierten, aunque haya quienes no entiendan ese tipo de diversión.

En una venta de ropa en la avenida 18 de julio, a pocas cuadras de la Plaza Independencia, encontré una camisa igual a la que recientemente le regalé a un hermano y más adelante vi que vendían las mismas playeras, no originales, del FC Barcelona. Acá la gente critica igual los gustos de las personas y las preocupaciones son más o menos las mismas, aunque nota aparte merecería el tema de inseguridad que en Guatemala es insufrible.

Respeto el derecho de cada uno a tener su propia opinión, en especial si en efecto es “propia”, pero no me parece acertado que alguien me pretenda un “pelotudo” porque disfruto algo que quien juzga no logra entender. Sumando me queda claro, al final del día son más nuestras similitudes, como seres humanos, que nuestras diferencias, en especial entre Latinoamericanos. Quizá entenderlo nos ayude a ser más tolerantes.

Saludos

Anuncios

9 comentarios en “Paseando por Montevideo

  1. Qué hubo compadre? Ahora estoy convencido de que no tenes Blog pero que al menos sabes navegar por ellos jajaja.

    Gracias… espero que ustedes la estén pasando bien también y que la celebración de fin de año esté de lo mejor (sin la pierna del año pasado no será igual pero bue, jaja)

    Saludos

    Me gusta

    1. Antes que nada… gracias por tu comentario y opinión.

      ¿Sos uruguayo? Si lo sos, tendrías que ser el primero que me comenta que Uruguay no es un país conservador.

      En lo social el conservadurismo se entiende como un país en donde se defienden muchos valores familiares y se mantienen tradiciones y me parece que algo de eso abunda allá… En verano todos se van a las playas, el carnaval es una fuerte tradición, añadieron la “Noche de la nostalgia” y así, me parece que eso se pasa de una generación a otra…. pero capaz que el concepto lo tenemos cambiado.

      Saludos

      Me gusta

  2. I just like the helpful info you provide for your articles.
    I’ll bookmark your weblog and check once more right here regularly. I’m rather certain I’ll be told a lot of new stuff proper here! Best of luck for the following!

    Me gusta

  3. I have read several just right stuff here. Certainly price
    bookmarking for revisiting. I wonder how so much effort you place to create such a
    fantastic informative web site.

    Me gusta

  4. Muy bueno tu post. En cuanto al conservadurismo de la sociedad uruguaya… bueno, quizas sea mas tema de que son tradicionalistas, hijos y nietos de italianos y españoles (pero también franceses, ingleses ,rusos, afroameriacanos, polacos, portugueses, suizos) y que adoran mantener sus ´´diferencias´´ culturales. Sin embargo fue el segundo pais del mundo en aprobar el divorcio, los gays pueden adoptar, desde 1875 la educacion es laica y el estado completamente aconfesional.
    La semana santa para ellos es ´´la del turismo´´, la navidad es mas bien ´´el dia de la familia´´, el dia de la virgen es ´´el de las playas´´, reyes es ´´el de los niños´´ y siguen en la vida real algo que esta escrita en su constitución : ´´ Las acciones privadas de las personas que de ningún modo atacan el orden público ni perjudican a un tercero, están exentas de la autoridad de los magistrados.´´. En comparacion con nosotros, los argentinos, te dire que estan y siempre han estado muchismimo mas adelantados en la democracia y en lo social en general. También para su tamaño y peso especifico como pais, han logrado notables diferencias para bien con el resto de latinoamérica. Gran pueblo en fin, bonito pais.

    Me gusta

  5. Gracias a los hermanos Latinoamericanos por tan nobles conceptos vertidos hacia nuestro pequeño país, para ver que de conservador no tenemos nada basta leer los decretos del 1º y 2º Batllismo, y como esta sociedad se ha ido forjando a pesar de las diferencias grandes entre inmigrantres de Europa Central, Oriental y afrodescendientes.Incluso tenemos una especie de cantones suizos, pueblos rusos, etc. Uruguay es un gran cóctel de naciones que les abrió las puertas a todos, porque todos construyeron el Uruguay que hoy tenemos, somo muy respetuosos con el otro, y nuestra religión justamente es la Laicidad que se basó en la construcción de esta pequeña República. Siempre miramos a nuestros hermanos de Latinoamérica, y si miran bien siempre habrá un uruguayo dando una mano, lástima que nos mataron a todos los indígenas!!!!!

    Me gusta

  6. Soy Uruguaya y me gusto mucho tu Post, pero tenemos que diferenciar lo que es Uruguay a lo que es Montevideo su capital. Vos te referis a Montevideo, y si, tus opiniones respecto al mismo son muy certeras. Generalmete el habitante de capital tiende a referirse a Montevideo como todo Uruguay, y no es asi, hay una gran diferencia entre lo que es Montevideo al resto de los departamentos de Uruguay. Ojalá algún dia puedas conocer Piriapolis, Rocha, Punta del Este, lugares hermosos con playas mucho mas hermosas. (SI es que aún no conoces).

    Lamento mucho de verdad que el servicio no te haya parecido bueno, no todos son asi, de eso estoy segura; y lamento tambien que el habitante de aquí siga siendo tan sucio como es respecto al cuidado de su ciudad, ojalá algun dia su mentalidad vaya cambiando y dejen de tirar papeles al suelo como si nada pasara. Muchos saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s