Recta Final

4Apareció el tuit en el TL y no daba crédito a lo que decía: “La Casa del Libro retirará todos los libros de Nietzsche que no se entiendan”, junto con el link hacia la noticia. Fui al sitio, y en efecto esta la nota en donde explican que la decisión fue tomada luego de recibir demasiadas quejas por parte de los lectores que eran incapaces de entender lo que, el reconocido filósofo alemán, pretendía decir. Argüían que habían puesto a la venta los libros considerando que la fama del autor era suficiente para garantizar la calidad del producto y se comprometen, luego de llevarse de corbata también a la supuesta mala calidad de los últimos textos de Borges, a hacer una revisión de fondo al catálogo de libros con que cuentan, cosa de cumplir con estándares de calidad.

Fue hace ya un tiempo que leí “Así hablaba Zaratustra”, me costó leerlo y seguro que no logré entender todo lo que el autor quería transmitir, pero sí que lo disfruté. Hace solo algunos meses, empecé la lectura de “Mas allá del bien y del mal”, y tengo que reconocer que es una lectura complicada. Aun lo tengo en pausa. Con todo, no me parecía posible que retiraran los libros con el argumento de que no se pueden entender. Volví a meditar en el famoso dilema de si el escritor tiene que bajar al nivel de sus textos al de los lectores, o son los segundos quienes deben subir al del primero.

Me puse a leer los comentarios, que si Borges fue malo al final, que si Nietzche no entendía ni él lo que decía… cualquier cosa. Hasta que leí uno que decía: […] ésta es una página web humorística cuyas noticias son inventadas.

No supe qué sentir o pensar: alivio, coraje, que perdí el tiempo, que hay gente que sabe hacer bromas. En realidad no había por qué dudar de la veracidad de la nota. El artículo hace referencia a un escritor que en efecto, me parece complicado, y el tuit es de una cuenta de literatura que regularmente comparte buenos posts.

A solo una horas de que Guatemala escoja a quien será su máximo dirigente (acaso dirigir es una palabra que queda grande) medito en lo que la campaña electoral ha sido: las promesas imposibles que se han realizado, acuerdos firmados de los cuales luego nadie se acuerda, intentos de debates en donde se dijo una y otra vez las mismas cosas, foros con los mismos argumentos, o más bien, con carencia de ellos y un sinfín de momentos absurdos, que me hacen seguir esperando la aclaración de que todo no era más que una broma, y una de muy mal gusto.

“Estar en ayuno”, es el comentario que sin duda cierra con broche de oro, lo ridículo y lamentable que ha sido el actuar de los candidatos. No por el ayuno per se, aunque no creo en el poder de tal actividad, sino por la utilización de cualquier recurso, con tal de ganar votos.

El domingo será como ir a la fiesta de cumpleaños de la tía fea, malhablada, pesada y chismosa de la familia, a la que nadie quiere ver, pero que es un evento al que no se puede faltar con tal de mantener, aunque sea con mentiras e hipocresías, la mal valuada, unidad familiar.

Una vez más asistiré a las urnas, no porque sea una obligación, sino porque me entiendo una parte de este terrible sistema llamado democracia, mismo que espero, con poca esperanza he de aclarar, que nos logremos quitar de encima algún día.

No quiero que ninguno de ellos sea “mi presidente”, solo espero que gane el que menos daño le haga a esta querida nación.

Cuatro días después de haber leído la broma puedo reírme de la forma en que caí, de lo del domingo 6 de noviembre, me temo, no quedará de otra más que lamentarlo por cuatro largos años.

Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s