Un paseo en primavera – Ronald Flores

Un paseo en primavera Me es difícil escribir sobre un texto de Ronald y la razón es que visité por mucho tiempo su blog (ahora algo abandonado) en donde él realiza reseñas literarias y de entrada se percibe el alto nivel de sus comentarios. No obstante me gustó el texto y quiero dejar evidencia de ello y una invitación a que otros lo disfruten.

En “Un paseo en primavera” acompañamos en su trabajo a un guía de turismo, quien tiene a su cargo las visitas a varios lugares de Guatemala, mientras nos va poniendo al tanto de lo que es su vida y de como llegó a ocupar el puesto que tiene.

En realidad son tres paseos los que existen en el texto:

El primero es un recorrido por los lugares turísticos de Guatemala, que va de Petén a la Antigua Guatemala, pasando por lugares como Río Dulce y Livingston, entre otros. La percepción cambia según nuestra experiencia con el sitio, en lo personal hay lugares que no conozco que ahora tengo más deseos de conocer y hay lugares que conozco de los cuales ya tengo una idea y fue interesante leer la descripción de detalles que pasé por alto. Sin duda al guatemalteco le causará alguna reacción, independientemente de cual sea.

El segundo paseo es por la vida y opiniones de Raymundo, el guía de turismo. Sus origines, su viaje a los Estados Unidos, su regreso, la descripción que da de la actualidad guatemalteca, de la pobreza, del turismo, de la vida en general, es interesante. Cierto es que por momentos se hace difícil pensar que un guía de turismo pueda tener la capacidad intelectual de Raymundo y su muy agitada vida sexual, pero es agradable “escucharle”.

El tercer paseo es por la vida de los turistas. Cada quien, estando en el mismo lugar y al mismo tiempo, ve la vida, el paseo, la experiencia de distinta forma y busca en él alcanzar distintas metas. Unos escapan, otros quieren encontrar, a unos les agrada, otros ven lo mismo que en otros lugares, etcétera. Raymundo, que como guía turístico es excelente para escuchar, inspira la suficiente confianza como para que los turistas tomen algo de su tiempo y compartan sus intimidades.

A lo largo del texto las opiniones de Raymundo y de los turistas no son muy profundas ni comprometidas. Por ejemplo hay un francés que opina que el ser humano debería de dejar la modernidad y vivir según lo que esta viendo en Petén, inspirado en la selva. Una opinión nada categórica, pero que invita, si uno como lector se regala el tiempo de hacerlo, a pensar en lo que sería una vida sin modernidad. Así el viaje se hace hacia un sin número de temas sobre los cuales se puede meditar, entre ellos: el aborto, el lesbianismo, la infidelidad, la paternidad descuidada, la huida de casa, por mencionar algunos.

En las charlas entre Raymundo y los turistas ocurren dos cosas que me llamaron mucho la atención y que espero tener alguna vez la oportunidad de preguntarle a Ronald. Primero es que nadie tiene problema en confiar sus secretos a Raymundo, quizá es que en él se vean representadas característica del guatemalteco, es decir, somos buenos para escuchar, en términos generales, e inspiramos confianza. La segunda es que los comentarios del guía turístico casi siempre son ignorados, interrumpidos o hechos de menos. ¿Será acaso otra característica de nuestra forma de ser?

Sin duda alguna es un texto agradable, que se lee placenteramente y que no dudo en recomendar.

Saludos

2 comentarios en “Un paseo en primavera – Ronald Flores

  1. Omar, sinceramente te agradezco tu amable comentario sobre esta mi novelita. La idea de contar a alguien que no conoces, pero con el cual coincides, la tome de dos fuentes: The Rime of the Ancient Mariner de Coleridge y la vida real, en particular de las muchas veces que he atestiguado como dos personas que se sientan a la par en un bus, intercambian intimidades sin el menor prejuicio. Sobre el segundo punto, no se, pero generalmente todos queremos hablar y pocos saben escuchar… De nuevo, mil gracias!

    Me gusta

  2. Que tal Ronald, pensé que tendría que esperar un poco más para poder preguntarte sobre tu libro, pero me es de mucho agrado que lo hicieras tan pronto y que visitaras este blog.

    Te cuento que recien vi un programa de Libre Encuentro en donde participaste, coincidentemente había terminado de leer el libro de Sabino y me quedé con la inquietud (que va a la lista de libros pendientes) de leer: “Signos de fuego”.

    Gracias por tu visita y tu comentario.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s