Falta de tolerancia o ¿y qué si me gusta el reggaetón?

Le di Unfollow en Twitter a alguien que puso la frase “El fútbol es popular, porque la estupidez es popular” atribuyéndole la misma a Borges. Busqué en internet y parece que la frase es famosa, pero no encontré (no quise buscar demasiado) un dato bibliográfico que me hiciera aceptar que en efecto fue una frase del famoso escritor argentino. En todo caso que algo sea dicho por alguien famoso, no lo hace cierto.

Me encanta el fútbol, pero no fue que me sintiera ofendido por lo ridículo de esas palabras, en realidad siempre he sostenido que la opinión de los otros me importa poco. Lo que sí tengo es un problema con las personas que tienen poca tolerancia con los gustos de la gente.

Entiendo que se pueda estar en desacuerdo en muchos temas. Encuentro disfrutables y enriquecedoras las discusiones. Entiendo que todos tengamos asuntos en los que nuestro punto de vista sea tan radical, que nada ni nadie nos hará cambiar de opinión. Entiendo incluso la falta de tolerancia en temas que afecten nuestras vidas. Pero lo que no comprenderé nunca, es a la gente que se mete con los “gustos” de otros, menos si llegan a insultar.

No entiendo a los que critican el gusto por el fútbol, como no entenderé a los que critican el merengue, la cumbia y el reggaetón. Sobre éste último genero, a aquellos que dicen que es música repetitiva, pero que disfrutan el rock, con todas sus ramificaciones (metal, pop, alternativo, etc.), un ritmo de 4/4 también es repetitivo, por mencionar algo. Y de las letras, presten atención y aceptarán que hay depravación en todo.

Todos podemos emitir juicio y tener opiniones, pero no es válido insultar y denigrar a alguien que gusta vestirse distinto, escuchar otras cosas que a mi no me gustan o disfrutar actividades con las que no estoy de acuerdo. La intolerancia a estupideces como éstas, entre otras, luego crecen y se convierten en verdaderos problemas en las sociedades, simplemente porque no podemos aceptar la individualidad de cada persona.

Lamentable.

Saludos.

2 comentarios en “Falta de tolerancia o ¿y qué si me gusta el reggaetón?

  1. Has dejado un comentario en mi blog. Com mucho gusto te traduzco al español el último párrafo, escrito en catalán: “Yo no era independentista. Pero me prometí a mí mismo que nunca nadie más me volvería a dar una bofetada por hacer servir la lengua con la que mis padres me hablaban de pequeño, la misma con la que he explicado cuentos a mis hijos, con la que he escrito mis textos más íntimos, con la que he hablado de amor y libertad. Conmigo que no cuenten.”
    Gracias por tu interés. Por cierto, soy un apasionado del fútbol, y de Borges, y me cuesta creer que el maestro dijera la frase en cuestión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s