Renuncio a mis creencias

Me cansé de que la gente me llame un egoísta falto de sentimientos. Me cansé de dedicar gran parte de mi vida a analizar las cosas haciendo uso de la razón. Hoy acepto que el cerebro del ser humano, no está hecho para comprender como funcionan las cosas, nuestras sociedades y mucho menos, como funciona el mundo.

Hoy quedo susceptible a aceptar miles de verdades que me he negado a creer, porque no puede ser que exista tanta gente engañada. Todo es posible. Los seres humanos somos muy poca cosa y somos llevados por energías a las que no podemos entender. Solos no podemos. Correré el riesgo de ser engañado, pero de mi buena voluntad no se podrá dudar.

Todo es relativo, las cosas no son, nada existe… todo depende de cómo lo veamos. Y a las conclusiones personales a las que llegue, no hay que darles mucho crédito, seguramente estarán erradas y cualquier otra persona que tenga un argumento distinto (sobre todo si es famoso o escribió algo) estará mas cerca de la verdad que yo, por lo tanto, ¿qué sentido tiene buscar mis propias conclusiones?

Viviré más descansado. Si la corriente del destino me lleva a algún lugar, es porque eso es lo que debe ser para mí. ¿Por qué juzgarlo?

Entenderé ahora que mi vida es solo una más. Que el valor de mi persona es muy inferior al valor que tiene la suma de la vida de todos. Sacrificio y altruismo serán palabras que respetaré y que regirán varias de mis decisiones. Sufriré con todo y con todos… eso me dará alguna recompensa en algún lugar.

Ya no me interesará mantener la cordura cuando una emoción asome.

Leeré solo por placer. Admiraré todo por admirarlo, porque todo esfuerzo es digno de ello. ¿Juicio? ¿Para qué emitirlo? Prefiero ahora estar de acuerdo con el juicio popular. Si un libro lo escribe alguien reconocido, no me atreveré a juzgarlo, mejor estar de acuerdo con que es bueno, la mayoría de personas estarán satisfechas y contentas conmigo.

Cualquier buena causa será razonable y justificable. ¿Qué derecho tengo de juzgar otras causas que no me competen?

No hay que creer ni dejar de creer, dicen.

Pareceré más humano. Seré uno más del montón y ver la vida…

… lo siento, no pude continuar… todo lo anterior me parece tan falto de esencia y absurdo. Escojo seguir siendo yo.

Saludos

3 comentarios en “Renuncio a mis creencias

  1. Ja! Ya me salía… no puedes negar tu propia esencia y tu propia necesidad de ir un paso más.
    Simplemente no puedes negar que no puedes (ni quieres) ser parte de una manada vacía y sin sentido que se guía por una opinión general y (muchas veces) errónea.

    Me gusta

  2. Los extremos son inutiles apunta una de tus lectoras arriba, un concepto derivado del anarquismo intelectual que priva en el medio.
    Es extremista ser racional, si lo es. ¿Pero qué otra opción tenes?, ser medio mula, medio creer y medio dejar de creer.
    Al principio me preocupé porque creí que las lecturas recomendadas por un estimado amigo (El Arte de Amar) habían cautivado tu espiritu y atrapado tu alma.
    El hombre carece de un mecanismo automático para sobrevivir, depende de su decisión el uso de su mente o de navegar a la deriva entre dogmas y fe.
    El uso de la razón requiere de un esfuerzo constante y consciente que depende de la voluntad individual.
    Otro trago a la salud de la razón…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s