Bares Solidarios

BarTengo una propuesta para usted a la que he llamado “Bares Solidarios”.

Qué ¿de qué va? Es muy sencillo, le explico:

¿Se ha fijado usted en toda la gente que se va a desperdiciar su dinero los viernes y los sábados por la noche en bares y discotecas? Claro está, sin mencionar fiestas privadas, convivios, cumpleaños, quince años y bodas ¿No le parece injusto que exista gente que tiene la posibilidad de gastar el dinero en esta clase de diversión y que existan muchos otros que no tendrán nunca la posibilidad de experimentarla?

Pues bien, así como el turismo debería de ser un derecho de todo ser humano, por lo menos en éste país. Me parece conveniente que las borracheras, también sean un derecho de cada ciudadano que pueda demostrar que no tiene para comprar sus botellitas.

Que ¿Cómo?

Mi propuesta es que fuera cada viernes. Así no interrumpimos los días de familia. Si se aprobara, pues sepa que tengo un conocido, porque no es ni amigo ni familiar para que no se anden después con sospechas, que tiene la experiencia necesaria para poder poner una cadena de bares alrededor de la república. Digo, para que todo el control esté centralizado. Llegan, se buscan en el listado y una vez localizados se les permite disfrutar del placer de una “buena puesta”. Perdone las palabras, pero me emociona pensar en todo el bien que haríamos por los que no tienen.

Claro está que tendrá que aumentar los impuestos para sufragar los gastos, pero todos aceptamos que eso solo afecta a los que tienen y como no es suficiente la obligación moral de dar, pues es menester que usted les obligue a dar, por ser culpables de tener.

También cabe la posibilidad de que tenga que hacer un préstamo más, total uno no es ninguno se dice popularmente. Con esto estará haciendo más pobres a los que usted dice proteger, pero seguro que no se enteran, no lo entienden o ya no les preocupa.

¿Invertir en Seguridad?

¿Para qué gastar en seguridad? A esta altura ya todos nos acostumbramos. En mi caso por ejemplo he ahorrado mucho dinero, pues ahora lo pienso dos y hasta tres veces antes de salir a la calle. De mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa, no vaya a ser que por suerte o por estadística, según si cree o no en esas cosas, me toque que me asalte o me disparen, con lo de moda que está. A parte nunca viví con tanta adrenalina. Es suficiente que un motorista se acerque por donde yo voy para sudar frío pensando que todos son asaltantes. Seguro que serán anécdotas que contaremos a nuestros nietos en algunos años.

Además estará de acuerdo conmigo en que si asaltan, es al que tiene y estos no son su prioridad.

¿Los efectos de la economía?

Seamos honestos. Usted recibió un país en muy malas condiciones y su trabajo ha sido solo tratar de hacer lo mejor que puede. Con tanto proyecto en pro del necesitado, nadie dudará de su buena voluntad. Cualquiera puede asegurarle que cuatro años, es muy poco tiempo para cambiar el país, porque es una verdad inobjetable.

Por las leyes de la economía ni se preocupe. No es ni el primero, ni será el último que las ignore. Piense solamente en que usted será recordado como aquel que hundió al país en más pobreza, pero movido siempre por buenas intenciones para con los necesitados.

¿Corrupción?

Usted no es Superman para estar en todos lados fiscalizando. Todos deberían de entender que por más gente de confianza que usted ponga en los puestos importantes, alguien le puede fallar. Si se pierde algo en el camino nadie puede culparlo. De hecho con tanta gente involucrada sería hasta raro que no pasara. No se preocupe, todos tenemos poca memoria y después de una semana como noticia en primera plana nadie lo recordará.

¿Su Imagen?

No haga caso a quienes solo se dedican a criticar este tipo de programas. No entienden que usted dedica todo su esfuerzo por los que no tienen, para que puedan sentir lo que es tener, aunque sea por unos instantes, no importando que poco después vuelvan a su condición original. En todo caso, usted por lo menos les crea una ilusión por la que nadie antes se preocupó. Además recuerde que no importa si es mala o buena publicidad, en todo caso es publicidad y las ideas de ellos siempre suenan a egoísmo y a defensa de intereses personales propios de quienes poseen algo de riqueza. En realidad lejos de hacerle ver mal a usted, se ven mal ellos.

Por último, aunque le veo bastante convencido, déjeme cerrar con esto:

¿Se imagina la cantidad de votos que obtendría con este proyecto?

¡Salud!

6 comentarios en “Bares Solidarios

  1. Sin mentir, hace poco leía que debería de haber un programa de “Putas Solidarias” o también alguna propuesta de subsidio a este tipo de servicios, pues al final el sexo, es un derecho y ellas también hacen una labor social.

    Me entristece como una palabra “Solidario” a pasado de ser una vocación a una total obligación por los que tienen menos o por los que arrebatan a punta de un arma de fuego lo que a fuerza de trabajo se ha ganado.

    Además, la brecha entre clases sociales se marca aun más, inculcando en analfabetas, la idea de que son un grupo social con grandes carencias, motivando a no esforzarse por salir de ese círculo, pues ahora, los gustos y placeres se obtienen más fácilmente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s