Panajachel y un poco de envidia

Tuvimos la oportunidad de ir de fin de semana a Panajachel. En términos generales fue un buen viaje, nos llovió, las bebidas bien, el hotel cómodo y la comida muy sabrosa. A parte la alegría de ir compartiendo con mi esposa. También nos acompaño @giopack con su esposa.

Hicimos la obligada caminata por la Santander, donde no encontré nada que me gustara tanto como para comprarlo, digo, nada que no viera en otro lugar. Me contaron que por ahí había una buena librería, pero no pude ubicarla.

Por primera vez me subí a una lancha y paseamos por el lago. Imponente el paisaje. Vale comentar que no me gustan esos concursos de las nuevas image maravillas del mundo, porque no se puede desmeritar lo fantástico del lugar, porque la gente no entre a votar a una pagina en internet, simplemente no tiene sentido. Visitamos uno de los pueblos, donde se hacen costuras típicas, si no me falla la memoria, se llama Palopó. Que insistencia de gente para vender, jeje.

El sábado por la tarde fuimos al final de la Santander, a orillas del lago. Entre fotos, charlas y ver las ventas, no pude evitar escuchar una pequeña parte de una conversación que sostenía una señora, calculo yo de unos 45 años, con un señor un poco menor. Ella le decía “Fíjese que yo antes solía irme con mis patrones seguido a la capital casi todas las semanas, pero en eso me entere de que estaban matando gente por allá, entonces ya no fui mas”.

Yo me quedé con un mal sabor de boca. Imaginaba que así nos veían en otros países, pero no imaginaba que en muchos lugares de acá mismo, se tiene miedo de venir a la capital. Claro, generalizar por un solo comentario, es un ejercicio estadístico, mal practicado, pero seguro que hay otra gente que piense así, por poca que sea. Y también me dio envidia, porque imagino que mucha gente, sentirá esa sensación de seguridad en sus respectivos lugares, cosa muy difícil, acá en la ciudad.

En resumen, un buen viaje que recordaré siempre.

Foto vista en Guate360

Anuncios

10 comentarios en “Panajachel y un poco de envidia

  1. Definitivamente un fin de semana en Pana es inolvidable. El esplendoroso lago que invita a no dejar de verlo es motivo de reflexión. Que bien por tu viaje y por la nueva plantilla de tu blog, creo que le quedó a la medida.

    Me gusta

  2. Precisamente esa fue una de las razones por las que me fui de la capital también, ahora vivo tranquilo, por las mañanas me despierta el canto de las aves y no el avión de las 5 de la mañana, el aire es tan puro que se me irritan los ojos cuando voy a la capital, todo está cerca, todo es mas barato, todo mundo te saluda por tu nombre y hasta puedo ir por la calle hablando con mi celular sin miedo.

    Si tenés oportunidad hacé lo mismo, no se porque todos quieren vivir en la capital, cuando vivir en el interior del país es mejor.

    Te lo dice alguien que nació y vivió en la capital por mas de 30 años.

    Saludos.

    Me gusta

    1. Y no dudo que la vida en el interior sea distinta. Pero he de ser sincero, no me imagino no estar en la capital, cuando voy aunque sea de visita, siento que el tiempo no pasa y que no hay mucho por hacer. Quizá sea solo idea mia

      Saludos

      Me gusta

      1. Precisamente eso es lo que le da mas valor, el sentir que el tiempo se vuelve mas largo, el ya no tener que estar corriendo porque “no te alcanza el tiempo”, el tener mas tiempo para compartir con la familia, con los amigos.

        Antes, cuando vivía en la capital, no me daba cuenta de todo el tiempo que perdí estando en el tráfico o trasladándome de un lugar a otro y que no pasé junto a la familia o disfrutando de los amigos.

        Al principio también sentía que no había mucho que hacer, luego me di cuenta que si hay mucho que hacer pero lo que no tenía antes, era el tiempo para hacerlo.

        De repente hacés la prueba, aunque sea en tiempo de vacaciones, te aseguro que no vas a querer volver a la “gran ciudad”.

        Saludos.

        Me gusta

  3. Buen cambio. Mejoras en el look muy agradables. Creo que el asunto pasa que un blog con remodelación es un blog que se ve atendido, no abandonado. Y refresca.

    Vivir en el interior es un lujo que sueño lograr. Si sentís que el tiempo no pasa, disfrutalo, ese es el gusto. Mas tiempo para la familia, para ver crecer a los hijos.

    Estoy con la tentación de comprar “Elogio a la lentitud”, el corre corre ya no va conmigo, mis hijos cada vez mas grandes y siento que la vida se me está escurriendo de las manos.

    Me gusta

  4. Recomendable el viaje a Pana, yo estoy intentando hacerlo una costumbre anual, casi al final de año.

    Si podes lee El último silencio de Ronald Flores, casi no tiene nada que ver con Pana pero una de las escenas se desarrolla allí, es por decirlo de alguna forma, agradable.

    Por cierto, “el soundtrack” del último viaje fue Float on de Modest Mouse, no tiene perdida.

    Me gusta

    1. Lo empece, pero aun no lo termino… haremos el esfuerzo.

      Float On … esta en mi top 10, no me canso de esa cancion, sobre todo de tocarla en el xBox, jeje.

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s