Aguante Guate!

A veces quisiera ser uno de esos respetables columnistas que entre sus virtudes, tienen la de poder escribir de tal forma y con un dominio del idioma que pueden influenciar o al menos llevar a la meditación, al lector de turno. Pero no lo soy.

Soy un guatemalteco que percibe, desde su particular punto de vista, la vida, la sociedad y los cambios (originalmente escribí deterioro, pero me pareció muy pesimista) que vive nuestro país.image

En tan solo unos meses nos han dictado leyes que cambian radicalmente nuestra forma de vivir, y como parece ser que vivir en democracia y elegir mal a las autoridades tiene como consecuencia “aguantarnos porque no lo hicimos bien” (como un niño con un castigo de padre) pues se habla un poco de ellas y nos las tragamos.

Primero nos quitaron el cigarro. Está bien, hay miles que están de acuerdo con ello y algunos otros, que no lo estamos.

Decía un jefe (y amigo) que tuve “a veces somos más papistas que el papa”.

Yo estoy de acuerdo con prohibir el fumar en restaurantes y centros comerciales, ahí vamos todos incluidos niños, damas, ancianos, etc. Y como se sabe de lo ofensivo y dañino del tabaco, pues debe de respetárseles, (en Guatemala es una realidad que vamos mucho a centros comerciales y restaurantes) pero prohibirlo en bares y discotecas, se paso, o es que quienes visitamos esos lugares no sabemos a lo que vamos? Para mí era más un poco de sentido común.

Sin embargo, ese no es mi principal argumento. Lo que yo sostengo es que no es el momento para que en Guatemala entre una normativa de este tipo. Ahora hay que invertir recursos del pueblo (gastar) para hacer que se cumpla y Guate no está para esos lujos ¡Con las prioridades que tenemos! (salud, seguridad, educación) O estamos mejor que hace algunas semanas?

Insisto, sé que muchos no están de acuerdo con mi argumento, pero si eso nos hiciera un mejor país (en realidad, no en apariencia) yo seria de los primeros en aplaudir.

Y por ultimo con este tema, no se les hace un foco de corrupción? (Mordidas, chantajes, etc.)

Luego la tan discutida ley de armas. Nunca fui partidario de ellas, ni me gustan, ni me llaman la atención y creo que hacen mas daño de lo que benefician. Sin embargo entiendo que exista gente, que ante la situación actual, desee protegerse. Entiendo que se quiera controlar a quienes teniendo un permiso para trabajar con armas, puedan abusar del mismo. Pero, en mi limitado conocimiento pienso “y si uso las armas para causar daño, que me importa una ley que me limita a un numero de balas por un periodo de tiempo?” Que si 150 o 200 …. joder y eso que? y el beneficio?

No hablare mas de ella, porque la verdad, al parecerme algo tan “extraño” no le seguí la pista y ni siquiera se en que quedo (digo, a mi que me importa que una persona tenga derecho a dos o a tres armas)

Y bueno, la nota de moda en el país es lo que recién le hicieron a los motociclistas.

No se de cifras, ni quiero averiguarlas, porque deprimen, pero cuantos serán los que hacen daño en motocicletas y cuantos los que la utilizan como un recurso que les permita ser productivos o simplemente movilizar a sus familias? “Por justos pagan pecadores” decía mi mama, pero yo creo que no se vale, ante la ineficiencia de los organismos para brindar seguridad, “que se friegue el pueblo” y digo, “que se friegue más” y que se frieguen aquellos a los que no les alcanza para comprar un vehículo y ajustaron para una moto.

Hace poco le decía a mi hermano (que no tiene mucho de pertenecer a la fuerza productiva del país) hace el esfuerzo por hacerte de una tu “motita” así vas mas tranquilo al trabajo y chance llevas a tu señora al propio, porque considero que ir en moto, con todo y el riesgo de accidentes, es menos peligroso que viajar en autobús, no lo hizo, pero ahora, ya no dispone de esa opción. Y como el existirá mucha mas gente que ahora tendrá que hacer uso de la ruleta rusa que representa el transporte publico.

En teoría, yo soy de los que se benefician con esa ley, pues hay menos chance de que me asalten al ir conduciendo, pero tengo esa sensación de injusticia, que tenia que expresarla. No soy experto pero considero que este tipo de medidas tiene consecuencias futuras que no se consideran, por ejemplo, podría aumentar el parque vehicular, por miedo a la inseguridad y las calles podrían colapsar. Y si lo piensan, capaz que se les ocurren otras lejos de las obvias.

Mientras tanto… Aguante Guate! que estoy seguro que muchas mas sorpresas nos esperan en el futuro cercano.

Saludos

PS. Si alguno entiende de mejor manera los beneficios de estas leyes, le agradeceré que los comparta, así podré salir de mi error.

2 comentarios en “Aguante Guate!

  1. La falta de claridad en cuanto a la función del estado hace que los gobernantes de turno desvíen sus atribuciones, asumiendo las que nos les corresponden.
    El problema de todas estas reglamentaciones es que son cortinas de humo. No resuelven las cuestiones de fondo.

    Creo que a vos, igual que a mi, nos bastaría vivir con seguridad y certeza jurídica. Los buenos con libertad y garantías para vivir y trabajar. Los malos, a la cárcel o al paredón.

    Me gusta

  2. Tu ultimo parrafo lo resume… practicar la libertad, sin miedo a nadie. Existe algo mejor.

    Como lei en tu post recientemente, poder tener la libertad de manejar solo por la noche, tener la libertad de pasar a un cajero automatico sin importar la hora y el lugar, etc. Son cosas naturales, no?

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s