Más que un pasatiempo

17 jul

Crimen y CastigoCuriosa y extraña la forma en que el cerebro opta por  trabajar los recuerdos, en ocasiones, decide que pocos datos son suficientes para guardar en la memoria y poco podemos hacer contra ello. De aquella maestra que nos impartió el curso de Moral y Ética, solo recuerdo que era delgada, que tenía el cabello rubio a la fuerza, que llegaba en un Hatchback corinto que no parecía estar en muy buenas condiciones y que hacía cuanto le era posible por que tratáramos de entender la moral, porque de la ética casi estoy seguro que nunca habló, aplicada a hechos cotidianos, desde un punto de vista distinto a lo que se considera normal, lamento decir, sin que lograra mucho porque le aprendiéramos más que lo necesario para aprobar la clase, pues cuando se entablaban discusiones con ella, todos los alumnos defendíamos la moral generalmente aceptada, esa que todos dan por buena, aparentemente funcional, la que se defiende porque es la que se conoce.

Hace algunas semanas entablé una charla, que no sé si en realidad llamarle así porque lo que yo dije fue poco, me dediqué más a escuchar, sobre la inutilidad de leer novelas y lo mucho que se aprovecharía el tiempo si esa inversión de tiempo se realizara sobre textos técnicos, de enseñanza, empresariales o motivacionales. Me explicaron que las novelas son entretenidas y que sirven, a lo más, como un simple pasatiempo.

Recordando esas palabras fui a mi librera y una vez más pasé algo de tiempo viendo los lomos de los libros que he leído, tomando uno que otro buscando en ellos algo que hubiese subrayado y recordando las historias. Cogí los dos tomos que tengo de Crimen y Castigo, la famosa obra de Fedor Dostoievski , y hojeándolos, me entretuve en ellos.

¿Cómo Raskolnikov logró convencerse que asesinar a la usurera estaba bien? ¿Por qué el mismo argumento que le fue suficiente para cometer el delito le fue insuficiente cuando tuvo que enfrentar la culpa? ¿Se debe considerar como malo algo que hace bien a tantos? ¿Por qué insistía en jugar con el peligro en sus diálogos con la policía? ¿Por qué al final toma la decisión que tomó? ¿Su acción fue buena o mala?

―Pero ¿cómo maté? ¿Es así como se mata? ¿Hay nadie que vaya a matar como fui yo entonces? Algún día te lo contaré… ¿Maté a la vieja? ¡Me maté a mí mismo, no a ella! ¡De una vez acabé conmigo para siempre!… A la vieja la asesinó el diablo, no yo… Basta, basta, Sonia, ¡basta! ¡Déjame! ―gritó, lleno de angustia― ¡Déjame!

No dudo que Dostoievski pudo escribir un extenso texto sobre su concepción de la moral y de cómo el hombre juzga el bien y el mal, de una forma más directa, pero por qué íbamos a negarnos el deleite de la historia, la fuerza de los diálogos, lo complejo de sus personajes, lo inesperado y a la vez claro de las reacciones, justificaciones y argumentos.

No, las novelas no existen solo para pasar el tiempo. Las novelas, los cuentos… la literatura en general transmite ideas; enseña de filosofía, más cuando  los personajes discuten de ella y confrontan las propias; nos muestran al hombre, sus defectos, virtudes y comportamientos; podemos en ella ver escenarios y ponernos en lugar de los protagonistas, imaginar, deducir, pensar qué haríamos en esas situaciones; permite deducir y llegar a conclusiones propias.

La literatura enseña, pero para sacarle provecho hay que digerir, escudriñar y ver lo que hay detrás de las palabras. Que la enseñanza la realice de forma amena no le quita la esencia y valor a lo que transmite.

La verdad es que tengo duda si era un Hatchback el que manejaba, pero con lo que recuerdo me alcanza para imaginar lo genial que hubiese sido aprovechar aquella clase y la forma de argumentar de la catedrática, para discutir una obra maestra como Crimen y Castigo. Es muy probable que hubiésemos aprendido más de moral y que mis recuerdos de aquello tuviesen valor.

Saludos

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: